Un Archivo En Linea De Arte, Historia Y Cultura Huichol


La lucha por Wirikuta cruza la frontera

Reunión de wixaritari y miembros de la Iglesia Nativa Americana - Fotógrafia ©Tracy Barnett 2011


MIRANDO CITY, TEXAS – Fue un encuentro de culturas inolvidable: Lakota, Navajo, Chippewa, Cree, Coahuilteca, Chichimeca y más, juntaron cerebros y corazones con nuestros hermanos Wixaritari en un hogan (conocido como kaliwey para los wixaritari) del sur de Texas.

“Nunca en mi vida imaginé que este momento llegaría,” dijo Efren Bautista Parra, marakame y gobernador de San Andrés Cohamiata, con lágrimas en sus ojos. Alrededor de la medialuna, el lenguaje del espíritu trascendió las barreras del idioma para juntarlos todos en una sola alma alrededor del fuego. “Igual que la alegría de este momento, nuestro sufrimiento nos junta en un lazo de hermandad.”

Una delegación de comisionados del Pueblo Wixarika viajaron desde sus comunidades en la sierra de Jalisco, Durango y Nayarit hasta este pueblito en Mirando City, Texas, para asistir a La Convención Internacional de la Iglesia Nativa Americana; una unión de pueblos indígenas de Estados Unidos dedicados a la conservación del derecho al uso tradicional de la planta sagrada del peyote, o la medicina como ellos la nombran.

Los grupos que forman la Iglesia Nativa Americana son indígenas estadounidenses y canadienses que consideran que la planta es un sacramento y la utilizan en sus oraciones y ceremonias. Al darse cuenta de que una minera canadiense First Majestic Silver Corp ha adquirido 22 concesiones por parte del estado mexicano para explotar los minerales en la tierra sagrada de Wirikuta, cuna del padre sol y el ecosistema donde nace la planta sagrada, invitaron a los representantes del Pueblo Wixarika (también conocido como Huichol) a asistir en su convención los días 11, 12 y 13 de febrero en Mirando City, Texas.

La delegación Wixarika llegó a Mirando City al mediodía del viernes con muchas ganas de conocer a las naciones y tribus norteamericanas, que comparten con ellos la sangre indígena. Viajaron en una van rentada durante una hora por el desierto, desde Laredo para llegar a Mirando City, a través de una zona considerada un lugar sagrado por los miembros de esta Iglesia Nativa.

Ahí la delegación fue recibida con los brazos abiertos por parte de las naciones indígenas del norte; saludo que fue seguido de un diálogo amplio y sincero.

“Somos los guardianes de la tierra sagrada de Wirikuta,” explicó Felipe Serio Chino, secretario de la Unión Wixarika de Centros Ceremoniales Jalisco, Durango y Nayarit A.C.. “Vamos por ahí todos los años para que la vida siga retoñando. Es inconcebible que de un momento a otro se pueda destruir un sitio tan sagrado. Esta empresa canadiense es muy poderosa, pero esperamos que quizás con alianzas como esta podamos ganar en la defensa de Wirikuta.”

Santos De La Cruz Carrillo explicó el proceso de la formación del Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa.

“Sabemos que están en violación de nuestros derechos,” dijo. “Lo que ellos tienen planeado es un atentado contra nuestra cultura. Queremos que esto sea conocido no solamente al nivel nacional sino al nivel internacional.”

“Nosotros estamos aquí para construir puentes y juntar fuerzas con los pueblos indigenas del norte. Les invitamos a trabajar con nosotros e integrarse en el frente de alguna forma para defender lo que es sagrado en la vida. Nuestras oraciones y ceremonias son para renovar las velas de la vida, y no solo para el Pueblo Wixarika, sino para todo el mundo”.

Sandor Iron Rope, Lakota del estado de Dakota del Sur, fue el primero en contestar.

“Entendemos el proceso de colonización en ambos lados de la frontera,” comentó. “Podemos unificarnos en la defensa de nuestra medicina. Somos los guardianes legítimos de este continente y debemos crear una lucha para seguir con la concientización de los que no entienden.”

Varios miembros de la Iglesia Nativa Americana expresaron que el peyote había cambiado e incluso salvado sus vidas, como Lance Long, miembro del pueblo Ho Chunk, quien estaba al punto de morir cuando era bebé y sus padres le dieron su primer te de peyote. “Estoy vivo hoy gracias a la medicina,” expresó.

La delegacion Coahuilteca ahi presente reitero su apoyo como hermana nacion indigena vinculada por la larga historia de uso de la medicina del Peyote por ambos grupos indigenas. Ellos expresaron que detener la desacralizacion de los lugares sagrados debe de parar y que esta defensa de Wirikuta es como defender a la misma Madre Tierra.

El dialogo de dos días incluyó una ceremonia que visitó el inicio de la formación del mundo y lo recreó hasta nuestros días, en donde, según las palabras de Sandor, el Aguila y el Cóndor volaron juntos, como en los principios del mundo. Acuerdos materializados en la firma de una carta de la delegación wixárika, proponiendo una colaboración de parte de la Iglesia Nativa Americana, y una promesa de fraternidad y solidaridad. La asamblea de la Iglesia Nativa Americana de Norte America aprobo unanimemente sumarse al frente de defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa.

José García, cabeza espiritual de la nación Coahuilteca, quien en su canto durante la ceremonia habló con el lugar sagrado de Wirikuta comenta “Hace varios años me habían comisionado para hablar con los wixaritari huicholes y decirles que nuestros ancianos soñaban que algo muy malo estaba pasando en Wirikuta, entonces yo no lo entendía bien, esta noche comprendí de que se trata al visitar ese lugar sagrado y conversar con él durante mi canto”.

Texto y fotógrafias ©Tracy Barnett 2011

Proyecto Esperanza

Ir al artículo original y ver las fotógrafias